viernes, 24 de agosto de 2012

Guns n' Roses, viejas glorias


Como muchos sabéis, el pasado mes de Julio asistimos a la primera edición del Costa de Fuego que se lleva a cabo en Benicasim, a escasos kilómetros de Castellón, nuestra casa. Guns n' Roses eran el plato fuerte para el viernes, el primer día de festival, que también incluían en el cartel a nombres tan apetecibles como Angelus Apatrida, The Computers, Vita Imana o los valencianos Uzzuahïa, pero ahora toca hablar de los Guns y de lo que supone que sean los cabezas de cartel del festival.



La posición de Guns n' Roses en el cartel levantaba opiniones totalmente opuestas. La verdad es que no esperábamos nada de ellos, simplemente nos bastaba con que no se cayera el mito de nuestra juventud. Conforme se acercaba la medianoche (hora para que comenzara el show) los rumores nos advertían de que los Guns querían cerrar la noche del viernes con más de 3 horas de concierto, una locura.

Ya la gente se agolpa en el escenario principal (el Costa de Fuego), parece que nadie se lo quiere perder. Cinco minutos antes de la hora programada nos llevamos la primera sorpresa, ¡esto empieza! Axl no acostumbra a empezar antes de tiempo. El tema que abría el concierto fue "Chinese Democracy" seguido de "Welcome to the jungle", que desató la locura. Axl y los suyos ya tenían al público comiendo de la palma de su mano. Un arranque muy enérgico con el rubio dando botes por el escenario e interpretando decentemente ambos temas que nos hizo disfrutar de lo lindo.


A medida que se suceden los temas nos creemos que van a por las 3 horas de concierto (para ser exactos 3 horas y media) y de alguna forma hay que llenar ese tiempo. El concierto se tornó aburrido repleto de baladas infinitas de su último trabajo y otras tantas ya conocidas como "November Rain", "Civil War", "Don't Cry"... además de alguna que otra versión de Pynk Floyd y otros temas que eran interpretados sin Axl en el escenario, excesivo. Para los que no somos incondicionales de la banda nos pareció excesivo, un concierto de semejante duración, con innumerables baladas, pausas, solos de guitarra y piano, Axl que no paraba de cambiarse de ropa saliendo del escenario y dejando las riendas a sus músicos... decepciona y cansa bastante.

Así surge la pregunta, ¿de verdad merecen Guns n' Roses ser cabeza de cartel de algo? Quiero decir, su último disco data del 2008 y la verdad es que fue un tanto decepcionante habiendo perdido el ADN original de los Guns y no es porque ya no esté Slash, no tiene nada que ver. Decenas de bandas más "jóvenes" se están comiendo el mundo haciendo un trabajo espectacular, luchando por llegar a los grandes festivales y a lo mejor no se apuesta tanto por ellas como se debería. Pero la verdad es que hay que llenar los escenarios y vender las entradas para que un festival de este tipo perdure y no muera en un par de años, ¿no?

Agradecimientos a Alex Hernándz Poles y a Sara Gallego por las fantásticas fotos del concierto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada